CONJUNCIÓN JÚPITER SATURNO

CICLO C_60.  JUPITER SATURNO

El próximo día 21/12/2020 a las 19 horas 20 minutos (18h 20m GMT) se producirá la esperada conjunción Júpiter Saturno, dando lugar a un nuevo ciclo de 20 años aproximadamente, que comprende el periodo de tiempo transcurrido entre una y o otra conjunción, si bien en este caso se abre la puerta también al ciclo de 60 años en el que la conjunción se da entre signos del mismo elemento, pero a su vez, esta conjunción se produce en el elemento aire, sustituyendo al elemento de tierra anterior, pero todavía hay que ver la relevancia de está conjunción porque cada 796,12 años recorre 359,08º del zodiaco, o sea que, prácticamente recorre todo el zodiaco, marcando un ciclo que afecta a los seres humanos con gran intensidad en el plano social y geopolítico.

Podemos decir que en este momento se inicia un nuevo ciclo que viene a sustituir al anterior que destacó por múltiples hechos, siendo a mi entender importantes la ingente construcción de castillos y la expansión del imperio mongol hacia oriente. Algo que ya hemos visto en la actualidad con la extensión de la influencia económica de China, y que comenzamos a ver en la actualidad con la construcción de murallas entre países, entre regiones y pueblos, en una escala mayor el BREXIT es un ejemplo de ello, del distanciamiento, algo que irá desde lo social a lo personal, y que parece ser que el coronavirus va acelerar en modo considerable, hay regiones, territorios y poblaciones que por cuestiones sanitarias se cierran, y esto es el principio, seguirán diversas razones más que irán dejando huella, y esto será más sensible en  el mundo digital, creándose espacios y sociedades  amuralladas, que impedirán el acceso al resto, esto comporta una vida digital con muchas consecuencias en la realidad, y sin duda, habla del fin de una civilización, y el inicio de una muy nueva.

Vamos a recordar los principales ciclos que se derivan del ciclo Júpiter Saturno y que tienen efecto en el plano social y geopólitico.

20 años. La conjunción.

60 años. 3 conjunciones en el mismo elemento. C-60

800 años. Recorrido de un grado en sentido contrario.

Es cierto que de la conjunción se derivan otros ciclos que omito por no ser los protagonistas de este escrito, si bien, tienen su razón de ser también el de 200 años con la revolución industrial, o el de 400 años,  que en Europa  se vive un retroceso económico con importantes hambrunas, pestes, epidemias y crisis económicas, mientras que por otra parte, se fortalece el imperio mongol y la India, así crece y florece en detrimento de Europa, algo que estamos viviendo hoy día. También es importante el de 3200 años que tiene que ver con nuestra espiritualidad, del cual diré algunas cosas en este escrito, puesto que llevamos ya 3 décadas de degradación y caída  espiritual, siendo uno de los principales signos de esta falta de espiritualidad, la perdida de derechos y libertades, y en especial la privacidad e intimidad, junto al aumento del los estados cada vez autoritarios o totalitarios en el peor de los casos.

 

Cada vez más gente  apunta no sin razón, que nos dirigimos hacia el final de una civilización, esto se puede ver y entender mejor haciendo alusión al gran ciclo de Júpiter Saturno de 800 años que se inicia el 04/03/1226 en el grado 2 de ACUARIO 55´  y que ahora vuelve a darse dicha conjunción Júpiter-Saturno en el grado 0 de ACUARIO 29´ el día 21/12/2020 a las 19h 20m en España,  (18h 20m GMT) tal y como muestra arriba la carta astral, si bien, en este caso la domificación es para Nueva York, puesto que puede ser la ciudad más relevante en el liderazgo económico a nivel mundial, y en especial para los EE.UU. 

Ciclo 800 años (C-800). Conjunción Júpiter-Saturno

04/03/1226  02º ACUARIO 55´  

21/12/2020  00º ACUARIO 29´

En este nuevo ciclo que comienza en el grado cero de Acuario, los cambios sociales y políticos van a ser muy intensos, y los cambios geopolíticos seguramente se darán en estos próximos 20 años, periodo de tiempo en darse la próxima conjunción en el mismo elemento e aire. Es cierto que, los cambios geopolíticos normalmente se dan previos conflictos bélicos, algo con lo que hay que contar en los próximos tiempos, y no sólo en Oriente Medio y África, sino también en Asía y Europa, los cuales pueden ser de gran magnitud y contribuir a una recesión comercial, incluso un cambio monetario de los valores y patrones. Tiempos confusos y complicados son propios del final de una civilización, y en este caso se van a ver muy condicionados por muchos parámetros, como superpoblación mundial, cambio climático, contaminación de aires y océanos, polarización ideológica, cambio tecnológico, cambio en la relaciones con distanciamiento social, cambios en la comunicación, gran condicionamiento por la programación social, gran desigualdad con brechas académicas, económicas, sanitarias, sociales, económicas y generacionales, están todos los ingredientes para el final de una civilización de forma muy abrupta, con un coste humano importante.

Hay que unir al inicio del Ciclo de 800 años el inicio del ciclo de 3200 años, y en menor medida el de 400 y el de 200, no obstante, no hay que olvidar que el vórtice que marca el vector es el de 800 años y por lo tanto el principal, en cuanto al de 3200 años, lo más inquietante, es la pérdida del desarrollo espiritual que se había alcanzado dese el final de la segunda guerra mundial hasta la década de los 90, a partir de ahí, la derivada comercial de diversas técnicas de desarrollo de la conciencia distorsionan los principios espirituales inherentes al ser humano original, con lo que, se pierde la capacidad del ser humano de conectar con su entorno, de ello la contaminación, cambio climático y demás daños a nuestro entorno. Curiosamente hoy se habla mucho de empatizar, pero la empatía que sin duda es un valor espiritual, trata esencialmente en ponerse en la piel del otro, y no en los zapatos del otro a través del reconocimiento de su interacciones y estados emocionales, son cosas bien diferentes, aquí mucha gente confunde una cosa con otra, los seres empáticos son cada vez menos, sienten de forma diferente a la mayoría y muy diversa, sus sentidos y su mente funcionan de forma singular, y aunque hay mucha gente con conciencia global y principios éticos, a la vista de los hechos son insuficientes, o no disponen del poder necesario para dirigir el mundo en mejor dirección, por ello, no encaminamos con gran rapidez a un mundo virtual, donde la esencia espiritual del ser humano tiende a desaparecer y con ello importantes valores, es muy posible, que esto sea propio del cambio de ciclo de 3200 años, del cambio de fase, en el que sólo queda la semilla necesaria en unas pocas personas para que en el transcurso de este gran ciclo pueda florecer, seguramente dando su fruto al final del ciclo, dentro de más de 3 milenios, no olvidemos que el ciclo que finalizamos comenzó hace apróximadamente hace 1200 años antes de Cristo, con la caída precipitada de la civilización micénica que da paso a la edad oscura griega, siendo ésta la que recoge gran parte de su cultura y religión, así como su lenguaje y escritura que de alguna forma enriqueciendo la comunicación, y no hay que olvidar a Moises y los 10 mandamientos, que según la tradición judía se da en este tiempo, todo aquello que comenzó hace 3200 años dio sus buenos frutos en la segunda mitad del siglo XX, ya a finales del ciclo como es natural, lo que queda después de los últimos frutos es la semilla, dispuesta ahora para crecer en el transcurso de este nuevo ciclo y florecer hacia su final, dentro de unos 3200 años, y viendo que los arquetipos esenciales existentes hace 3200 años han sido la columna vertebral y se mantienen vigentes hasta ahora, cabe pensar que estos persistirán en el nuevo ciclo.

A lo dicho anteriormente sobre el ciclo de 3200 años hay que unir el Ciclo de 800 años, considerado  el armónico primero y por tanto el principal, hay que decir que su recorrido zodiacal es de 2º 26´ en sentido retrógrado, en este momento el ciclo está determinado por el primer monómero de Acuario, y sin entrar en el tema de las eras, hay que pensar que la influencia de Acuario se va a hacer notar, y la verdad es que así es, el mundo digital bien simbolizado y expresado por dicho signo irrumpe cambiando el modo de vida de la humanidad, el comportamiento y al naturaleza de los vínculos entre los seres humanos. Todos estos cambios tan intensos y rápidos son difíciles de dirigir para un mundo que pierde con gran rapidez su principal ancla de conexión con el mundo, su espiritualidad, así pues, es de esperar un reinicio de la humanidad con las consecuencias que ello conlleva, por lo general suele haber destrucción para construir de nuevo, así que, de momento, ya estamos viendo, como algunas democracias que habían sido construidas últimamente, comienzan a deteriorarse, no hay que pensar sólo en las más evidentes como Turquía o Rusia, sino también en Estados Unidos, Hong Kong con su absorción por China, pero también la pérdida de libertades, privacidad o intimidad de las llamadas democracias occidentales, y la pérdida de poder de la ciudadanía y los estados en favor de las grandes corporaciones, que a fin de cuentas, en realidad, son las que manejan las grandes instituciones internacionales que marcan la dirección social, política y económica en el mundo.

En estos momento para aderezar la situación, un virus muy singular el SARS COV2, acelera todo el proceso, curiosamente este virus tiene una naturaleza plutoniana como he manifestado en diversas ocasiones, y sabemos que Plutón es quien acompaña a esta conjunción con un orbe de algo más de 6 grados desde el signo de Capricornio, y no hay que olvidar que en poco tiempo ingresará en Acuario, dando valor al significado de la conjunción Júpiter Saturno en la forma de actuación de Plutón, así pues, lo importante está por llegar con Plutón, si bien, esto lo dejaremos par otros escritos y concluimos con este, en esperar de atender también más adelante los ciclos de 200 años y de 400 que señalan detalles que pueden ser de interés.

0 0 0 0 0 0
  • 89