CORONAVIRUS SARS COV2 EN SEPTIEMBRE

SOBRE EL CORONAVIRUS SARS COV2 y la enfermedad COVID-19

Como ya dije a principio de año y de la transmisión de la epidemia en China, el virus era de naturaleza plutoniana, y eso indicaba que el virus era de inteligencia computacional y creado por la naturaleza para actuar en el umbral, lo que, responde muy bien a las cualidades de Plutón, que le virus antes de su contagio al ser humano estuviese en algún laboratorio, es un hecho más que posible, pero quien lo creó fue la naturaleza, porque tuvo la posibilidad de crearlo y llegado el momento lo hizo. Sabemos que Plutón es un astro que suele ser infravalorado por todos, "craso error", hasta el punto que la Unión Astronómica Internacional  el 24 de agosto de 2006 después de debatir bajo la presión de los astrónomos americanos relegó a Plutón a  una nueva categoría llamada plutoide, en la que se incluye a Plutón. No voy a entrar en los argumentos expuestos, que por convención ahora son los que categorizan a los planetas, si bien, los astrólogos cuando hablamos de planetas incluimos al Sol y Luna pese a que técnicamente no lo sean. Volviendo a Plutón los astrólogos mayoritariamente a fecha de hoy lo consideramos un planeta más, y de gran importancia a nivel transgeneracional, sus efectos son muy profundos y tienen gran impacto social y marcan grandes ciclos que definen cambios sociales, económicos, políticos y biológicos. Su órbita alrededor del Sol es de 248 años y algo más de 6 meses y medio, ya nos indica de la administración de los tiempos en su influencia, así que debemos pensar que sus profundos efectos se dan en el largo plazo, al igual que el tiempo que tarda en completar una vuelta alrededor del Sol y por ende a la franja zodiacal, a Plutón no se le ve a simple vista se necesita un buen telescopio para verlo. Por analogía tenemos 3 características primarias, la distancia, se encuentra en la parte más externa del sistema solar, (el umbral), tarda más tiempo que el resto en dar la vuelta al Sol, es de efecto lento, no se ve a simple vista (invisible como el Dios mitológico que personaliza al astro) y hay más consideraciones a resaltar que iré exponiendo en otros escritos. Así pues, con lo comentado y atendiendo a los hechos comienzan a confirmarse algunas de la propiedades que indiqué sobre el coronavirus en Febrero con la antigua Web.

El virus es silente e invisible, suele despreciarse e infravalorarse, se hizo al principio de la pandemia y sigue haciéndose ahora, especialmente por la clase política y los poderes económicos, no así, por la profesión médica, que es la que se enfrenta al virus y sufre sus consecuencias.

El virus siempre que contagia deteriora, él se transforma en el organismo que infecta, y a su vez, transforma al organismo infectado, que algunos infectados no tengan síntomas, significa que no se evidencia el deterioro en el periodo de la infección, lo cual no significa que no haya causado daño en mayor o menor medida.


Sus efectos en el organismo afectan a la sangre, tanto en la química, como en otras propiedades, fluidez, los vasos sanguíneos especialmente, lo que es esencialmente Plutón, trastornos neurológicos, degeneración y degradación celular, la apoptosis, (la programación celular), y por ello encontramos a Plutón tan presente en los cánceres, si bien, como todos sabemos inicialmente este virus no desarrolla ningún cáncer, sino que,  afecta machacando pulmones, riñones, intestinos  demás órganos creando procesos inflamatorios muy agudos. (Plutón; el gran programador [inteligencia computacional])

Al actuar con tanto sigilo, el virus tiene un alto grado de contagio, no se deja ver, de ahí el peligro de los infectados asintomáticos, y por ello, quizá tampoco se le dé importancia.

La inmunidad ante este virus depende mucho del individuo y del momento de su vida, en terminadas etapas será muy sensible a infectarse y en otras no, y no dependerá tanto de la carga viral existente en su entorno, sino de su estado biológico y respuesta. De ahí, que las vacunas no será ni totalmente eficaces, ni lo serán por mucho tiempo, a lo sumo unos pocos meses, habrá gran cantidad de vacunas, pero ninguna será definitiva, lo que llaman inmunidad de rebaño sólo se dará cuando se hayan realizados los cambios genéticos oportunos y en eso seguro que van varias generaciones, por ello el virus ha venido para quedarse, sobretodo, porque la mayoría de la clase política ha preferido la estrategia de convivir con el virus, y no la de eliminarlo, si bien ahí países como Nueva Zelanda, China, Corea y otros países que prefieren la estrategia de eliminarlo, que a mi juicio es la adecuada, quizá sea más difícil pero tiene menos costes económicos, y lo más importante,  menos costes en vidas humanas.

Como ya dije al principio en Febrero, habrá quien se reinfectará varias veces, y puede ocurrir que en la primera infección uno sea asintomático,  y que en la segunda o en la tercera o posteriores infecciones tenga que ser hospitalizado.

El principal efecto de Plutón es "transformar" a niveles microscópicos por decirlo de alguna manera, pues este planeta rige la genética, y es de suponer que el principal efecto del virus es probable que sea activar ciertos códigos genéticos de nuestro ser. Ahora bien, estas pequeñas transformaciones con el tiempo tienen grandes efectos.

Los efectos sanitarios del virus ya los conocemos y su efecto sobre nuestra salud no es nada despreciable, y menos con la gran cantidad de fallecidos que está dejando tras de si, pero las consecuencias son mil veces peores, pero eso queda para otro momento.

El virus como ya dije en España y Europa se diseminaría al no haberlo eliminado, principalmente por no cumplir las fases del Estado de Alarma y del consiguiente desconfinamiento, aquellos países que se han saltado éstas fases tienen más contagios como es el caso de España, parece que nuestra clase política no aprende, para vencer al virus hay que seguir la estrategia 14-0, o sea que, hay que llegar a 0 casos durante un números superior a 14 días, lo ideal es 100 días con 0 casos como Nueva Zelanda y redireccionar la economía con ello, y si se tiene visión de futuro construir una economía para el futuro que viene, pues como ya decían algunos estamos ante el final de una civilización, el virus como buen catalizador lo que haces es acelerar este cambio, y como sabemos a una civilización le sucede otra, en este caso ya vemos la digitalización como nuevo elemento de la nueva civilización. Pero cuidado, antes se vivirán las consecuencias de los efectos del Virus que todavía están por venir, y que estarán guionizados por Plutón, pues es el que encarna estos profundos ciclos de la humanidad.

Este mes se presenta muy explosivo a nivel mundial sobre el contagio y peligrosidad de la enfermedad, las diferentes estrategias a nivel mundial hacen que el virus se cronifique,

(Este escrito sólo es accesible para los usuarios registrados)

0 0 0 0 0 0
  • 108